• ONE┃99

Vacuna contra la procrastinación

“Clases en línea”… estoy segura que a estas alturas de la pandemia la mayoría de nosotros ya estamos familiarizados con ellas ¿Verdad? Para muchos (vivan los introvertidos jajaja) ha sido un gran alivio el evitar muchas horas en el tráfico y para otros ha sido la tortura más grande. Pero, aparte de los fallos de red y los compañeros que olvidan apagar su micrófono, es posible que la principal razón por la cual el simple hecho de escuchar esta frase te dé dolor de cabeza, es porque no sabes cómo ser productivo. Y no, no me refiero a hacer más con menos, ya verás.


Citando a Ana Ávila, autora del libro Aprovecha bien el tiempo [1] “Los seres humanos no somos un montón de robots diseñados para obtener la mayor cantidad de resultados en el menor tiempo posible. Tú y yo no fuimos diseñados primeramente para la producción, sino para la comunión”.

Bueno y entonces como cristianos ¿a qué nos referimos con productividad? El autor y bloguero Tim Challies lo define así: “La productividad consiste en administrar de manera eficiente tus dones, talentos, tiempo, energía y entusiasmo para el bien de otras personas y para la gloria de Dios”. [2]


Por tanto, conociendo ya un poco a qué nos referimos con todo esto de la productividad, examinemos por qué razón es fundamental para nosotros los crisitanos sin importar en qué etapa de la vida nos encontremos.


En primer lugar, al ser hechos nuevas criaturas en el Señor (2 Corintios 5:17) TODAS las áreas de nuestra vida deben quedar sometidas a Él, y esto incluye nuestros estudios y trabajo. Por lo que éstos deben ser realizados con excelencia para agradar al Señor, tal y como dice Colosenses 3:20-24: "Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;(v.23)" . En este punto es importante recordar que al realizar las cosas con excelencia no debemos hacerlo para nuestra satisfacción, orgullo o gloria, sino para la gloria de Aquel que nos creó.


Como segundo punto, Efesios 5:16 nos manda a aprovechar BIEN el tiempo. Esto es un No No a la procrastinación. Ahora bien, esto no significa que debamos mantenernos ocupados haciendo miles de cosas 24/7. En el libro de Eclesiastés se nos dice repetidas veces que “Todo tiene su tiempo…” (Eclesiastés 3) y el Señor nos manda también a descansar. Aprovechar bien el tiempo se refiere a hacer las cosas que debemos hacer de la forma correcta en el momento propicio. Así que como suena una de las alarmas en mi teléfono “Mate, STOP procrastinating!!” (¡¡Amigo, para de procrastinar!!).


Y por último recuerda que la productividad para los cristianos no se mide en los términos de éxito que el mundo nos da, más bien es un asunto de fidelidad a Dios, en administrar bien nuestro recurso del tiempo. “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor.” Mateo 25:23.

Y pues quien lo menciona de una manera demasiado linda como para explicarlo es nuevamente Ana Ávila “La productividad Bíblica no busca lograr, sino amar. Puede ser que nuestros esfuerzos den mucho fruto, pero también puede ser que jamás veamos ese fruto. No nos preocupemos por eso. Sea como sea, nuestro trabajo para la gloria de Dios y el bien de los demás jamás es en vano (1 Co. 15:58). El Señor mira cada uno de nuestros esfuerzos, aunque pasen desapercibidos para todos los demás.”



Antes de terminar, quiero dejarles unos consejos prácticos que en mis 11 años de hacer homeschool fuí aprendiendo y que pueden ser útiles para este nuevo ciclo académico en línea.


  1. Levántate temprano y haz ejercicio, esto te llenará de energía para estar bien despierto en tu primera clase. Una caminata por la colonia o 10 minutos de ejercicio son suficientes.

  2. Por nada del mundo te quedes en tus pijamas y mucho menos emponchado en la cama. Si haces esto tu mente no entenderá que es hora de trabajar, y pasarás con pereza todo el día.

  3. ¡Organiza tu tiempo! Un calendario, una agenda y una lista de cosas por hacer son indispensables. Puede ser de forma física o virtual. Les recomiendo un programa que se llama "Notion".

  4. Fija tiempos para descansar . Entre clases o cada media hora por lo menos párate y da una vuelta a la habitación, haz unos payasitos o baila una canción, no te quedes sentado por 5 horas, tu cuerpo te lo agradecerá (recuerda que como cristianos somos llamados a cuidar nuestro cuerpo y el descanso es parte de eso :3).

  5. En tus tiempos de descanso evita ver tus redes sociales, eso no es descansar... ya estuviste frente a la pantalla un gran rato, aprovecha a leer un libro físico (la Biblia nunca está de más jeje), cierra tus ojos o ve a saludar a tu familia.

  6. Aprovecha la música para concentrarte. Te recomiendo la música instrumental, pueden ser covers o música clásica. Si esto no funciona para ti, te recomiendo usar el "ruido en blanco". Esto ayudará a mejorar tu concentración.

  7. Pon tu teléfono en modo avión o apaga las notificaciones mientras estudias, esto evitará que te distraigas con cada sonidito.




Bueno amigos, espero que este artículo sea de mucha ayuda para que las clases en línea sean menos traumáticas (jajajaja). Espero que puedas llevar una vida más productiva de ahora en adelante, recordando que no estamos solos, el Señor está de nuestro lado dispuesto a darnos la sabiduría y fuerzas necesarias para realizar con excelencia la obra que nos ha encomendado.


Por último, no en vano la mencioné tanto a lo largo del libro, (jiji not sponsored como dirían los youtubers) pero les recomiendo mucho el libro “Aprovecha bien el tiempo” escrito por Ana Ávila.



¡Ánimo! Les mando un abrazo.


-Emy


  1. Aprovecha bien el tiempo, Ana Ávila.

https://www.amazon.com/dp/B085XP5W72/ref=dp-kindle-redirect?_encoding=UTF8&btkr=1

  1. . Haz más y mejor, Tim Challies. https://www.amazon.com/Haz-m%C3%A1s-y-mejor-Spanish/dp/0311464459

85 views0 comments

Recent Posts

See All