• ONE┃99

ME QUIERO TATUAR

¡Hola chicos! Espero que todos estén bien!! Sé que ya leyeron el título así que déjenme primero contarles algo. Cuando era pequeña, mirábamos en TNT la serie de La Familia Ingalls.. (Laura Ingalls nunca se hace un tatuaje, por si se preguntaban) y en un episodio vi algo que me dejó marcado un pensamiento en mi niñez… Verán, en esa escena, la familia Oleson (Nellie Oleson era enemiga mortal de Laura Ingalls) había conocido o visto una familia más adinerada que ellos que tenían un lujo desconocido por los mismos… Un inodoro. Sí, en esos tiempos, un inodoro era asunto de gente con dinero (Aprovecho para pedirte que agradezcas a tus papás por buscar vivir en una casa con uno de estos), y bueno, la Señora Oleson, que siempre buscaba aparentar más de lo que era o de lo que tenía, se le metió la brillante idea *DESPUÉS de verlo* de querer tener un inodoro en su casa. Hizo y deshizo con tal de obtener lo que ella quería, y ¡finalmente si lo logró!


Con esto quiero abrir el tema de los tatuajes, lo que leen aquí es una definición ejemplificada de “El deseo por la exposición continua”, la señito Oleson se vio expuesta a algo que no sabía que existía anteriormente, y entonces buscó hacerse de un inodoro… Si ella nunca hubiera visto eso, y no hubiera pensado que necesitaba uno, ni loca se habría metido en todo el relajo en que se metió por obtener uno… ¿ven a donde quiero llegar? Voy a referirme a este párrafo al final, porfis, estén pendientes.


Para saber qué dice la Biblia sobre los tatuajes debemos leer, estudiar y sopesar lo que encontramos en ella.


Primero, la historia del tatuaje y su etimología:

Tatuaje, del orígen de la palabra Tatau que significa “Marcar”. El tatuaje, o el término de lo mismo se desarrolla hace muchos años. Es tan antiguo que los Mayas lo usaban en sus rituales ceremoniales para dedicarse a sus dioses, y los nativos de Norte América para ceremonias religiosas y de magia. En Japón se usaba para marcar a los Yakuza, o los criminales más gruesos de la época… también en Egipto se usaban para todo tipo de ceremonias de los mismos cortes que los de centro américa y norte américa. En Grecia y Roma se usaban para marcar jerarquías militares o posiciones socio económicas. En fín, podrás notar que no es nada nuevo debajo del sol, y sus inicios no fueron para el arte ni nada semejante porque tenían como propósito marcar el cuerpo para algo más oscuro.


Segundo, la Biblia:

La Biblia hace referencias a estas marcas como las de Egipto, y por supuesto que voy a mencionarles y explicarles Levítico 19:28Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo soy Jehová.”

Observen: la palabra rasguño, viene del origen hebreo de la palabra “CAACÁ” que traducido significa tatuaje.

En todo el capítulo 19 se está hablando de la Santidad de Dios y por lo tanto, la santidad que debe tener el pueblo del Señor y esto se verá reflejado en acciones que deberán hacer para diferenciarse del resto de pueblos, por ejemplo: No comer carne con sangre, no cortarse el cabello, no comer lo que se ofreció en sacrificio después del tercer día del evento, no usar ropa con varios tipos de tela (por ejemplo unir algodón y poliéster que así es como nos vestimos casi todos en Guatemala) etc. Y en este versículo habla de lo que les conté de los pueblos en el pasado. Este es el contexto y siempre es importante tenerlo en mente.

Hoy por hoy, por lo menos el asunto de los tatuajes o la moda que es más conocida no es para ceremonias religiosas ni para recordar a los muertos (Claro, que aún existen rituales religiosos y paganos que requieren de este tipo de actividades), ni para señalar el rango socioeconómico que se tiene... Ahora, lo que nos compete es esto:

Dios dice en este capítulo “No copien a los demás pueblos porque ellos no son apartados por mí, como lo son uds”. Apartado significa santo.

Básicamente aquí Dios prohíbe los tatuajes, y no, no está hablando del tatuaje artístico, PERO, hay mucho más que te ayudará a saber en qué posición estar respecto al tema de los tatuajes.


Tercero, Más Biblia y reflexiones:

Quiero pedirles que piensen seriamente en esta pregunta si en algún momento han considerado la idea de ponerse un tatuajes “¿Cuál es el motivo real que tengo para hacerlo?” Y considera las opciones, si es por que la mayoría de tus compañeros o amigos lo están haciendo, si es porque quieres causar polémicas en tu casa porque estás cansado de las restricciones, si quieres comprobar que eres libre de decidir sobre ti mismo, o si quieres hacerlo porque quieres comprobar que la religiosidad y el cristianismo son diferentes… etc, etc. Y mientras lo haces te daré otro verso que puede aplicarse completamente en esto: “Sin embargo, tengan cuidado de que su libertad no se convierta en motivo de tropiezo para los débiles.” (1 Corintios 8:9)

¿Te has puesto a pensar que lo que tu haces puede llevar a alguien más a hacerlo porque te vio haciéndolo? Tú no vives solo, este mundo está lleno de personas, y no sabes en quién vas a influenciar. Así sea que quieras hacerte un tatuaje sólo porque es lindo, otra persona que te vio, cristiana, podría llegar a querer hacérselo por las razones más polémicas (como rebelarse en contra de sus padres) y diga al final “mi amigo cristiano se hizo uno, entonces yo me hice uno”.


¡Sigamos viendo más de la Biblia! En Colosenses 3:23 nos indica Pablo que procuremos que todo lo que hacemos sea para la gloria de Dios, y no para la gente. Lo que me lleva a que te hagas la siguiente pregunta (no sólo para los que han considerado hacerse un tatuaje, pero también para los que no saben qué postura tomar respecto al tema) ¿El tatuaje, traerá gloria a Dios, a tí o es para el disfrute de otros?


Si te decides por la opción de que traerá gloria a Dios (porque te da pena darte cuenta que si dices que es para tí o para el disfrute de otros es algo muy egoísta), concluirás en un tatuaje que tenga un mensaje cristiano,un verso, o que cause curiosidad para que puedas compartir del evangelio al que lo vea...a lo que yo te responderé así: Me da tristeza que descanses tu testimonio cristiano en un tatuaje, y no en tu manera de vivir. Miren, como lo dijo un pastor de jóvenes de España, “nuestra manera de vivir y nuestras decisiones son la Biblia que los incrédulos leen” . Si quieren tatuarse un versículo en el cuerpo para tenerlo siempre presente, mejor tatúenselo en el corazón, es decir, memorízenlo para tenerlo presente en momentos de necesidad. Sobre todo, VIVAMOS la palabra del Señor, diariamente, muriendo a nosotros mismos y a nuestros deseos, y busquemos las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios, poniendo la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra... “Colosenses 3:1-2” y acuérdense que no seremos conocidos por los tatuajes como cristianos, sino con los frutos de nuestra manera de vivir… como también, los que no son del Señor. (Mateo 7:16).


Quiero concluir estas tres partes con esto. Los incrédulos hacen todo lo que se les ocurra porque NO buscan glorificar a Dios. Si nosotros nos comportamos como los incrédulos, aunque en el interior de nuestra alma sabemos que no compartimos “todo” lo que ellos hacen o cómo lo hacen, ¿qué diferencia habrá? ¿Acaso ellos pueden ver tu alma y decir: “ah, este chavo/chava está en este bar no porque su dios sea el alcohol sino sólo para estar conmigo y acercarse más a mí para luego evangelizarme”? CLARO QUE NO. Lo que verán es alguien que se dice cristiano que está viviendo como ellos, y por supuesto, no habrá diferencia entonces entre su manera de vivir, con la tuya. Es horrible que actuemos de estas maneras y no nos demos cuenta que estamos buscando parecernos más a los del mundo en nuestras maneras de vivir, cuando Dios, ha buscado que la humanidad SE ARREPIENTA no sólo de sus pecados sino, de su vivir pasado y se vuelvan a Él y busquen hacer SU voluntad como modo de vida. El cristiano entiende algo… que su vida ya no le pertenece (Colosenses 3:3), y su cuerpo es templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19), es testimonio vivo de la santidad del Señor!!! Así que, todo lo que haga, y como viva, será para traer gloria al Señor, y no para causar ningún tipo de tropiezo a hermanos más débiles en la fé, ni dudas sobre su cristianismo a los incrédulos.


Bueno, ¿recuerdan el párrafo de la Familia Ingalls? El deseo por exposición contínua se define así: Mientras más estás expuesto a algo, más creas una necesidad de obtenerlo en tu mente. Al estar expuesto a imágenes de tatuajes, o personas que llevan tatuajes, o dibujos de artistas de tatuajes, etc, etc, creas una necesidad que antes no existía en tu mente de querer tener o hacerte un tatuaje.

Yo lo comprobé cuando me fasciné por el mundo del Hand Lettering. Lo vi un par de veces y de ahí en adelante comencé a querer hacerlo, y para hacerlo necesitaba comprar material, así que comencé a comprar demasiados materiales, y luego no podía parar… En fin, tuve que borrar todas las páginas en instagram y fb de venta de material de Lettering para poder parar mi desenfrenado deseo de obtener esas cosas. Apliquen esto al tema del tatuaje, y díganme si no es lo mismo D:


Chicos, con esto los dejo… cómo es posible que entre nosotros nos estemos cuestionando cosas como “¿es correcto hacerse un tatuaje o no?” o “¿Debería guardarme sexualmente hasta el matrimonio?” o “¿Ver series en Netflix con contenido sensual es pecado?”... cuando nuestros hermanos en la fé en muchos otros países están muriendo por predicar la palabra del Señor… a veces, tan sólo por vivir de manera diferente al resto… Espero que se den cuenta, con mucha tristeza igual que yo, que nosotros vivimos un cristianismo marca patito… y que es por la comodidad en la que vivimos, y la ociosidad en cuanto a hacer cosas para el Reino que entonces nos vemos tentados en dedicar nuestros pensamientos con cosas tan triviales como estas… No que esté mal hacerse estas preguntas pero chicos, comencemos a hacer más para el reino del Señor, y menos para nosotros mismos.


¡¡Hacé este experimento!! BORRA LAS PÁGINAS QUE SIGUES O LAS IMÁGENES QUE GUARDAS DE TATUAJES. Y no busques más por un par de meses, y procura ver de qué manera puedes compartir el evangelio en tus redes... y veamos que tan genuino era tu deseo de tener uno (o solamente era deseo por exposición) :D





Con mucho cariño

Meli.



390 views5 comments

Recent Posts

See All