PUREZA

Updated: Sep 30, 2020

Al haber crecido en una cultura latina, bastante conservadora, desde pequeña escuché y me fue enseñado que debo de mantenerme pura para el matrimonio. Pero, ¿qué significa la pureza? Bueno esta palabra significa que algo (o alguien) se encuentra en su estado original sin contaminación, deterioro o mezcla; refiriéndonos a nuestra sexualidad, hablamos sobre la virginidad.


Como vimos en la entrada anterior, Dios es santo, y como hijos de Dios debemos buscar la santidad en nuestra vida, es decir que nuestra vida sea apartada, que en TODOS los aspectos sea pura. Pero para poder lograr esto debemos empezar desde el lugar de donde proviene la vida, el corazón (Proverbios 4:23). Luego de que Adán y Eva pecaron, el corazón del hombre fue corrompido, y por lo tanto busca la maldad ( Marcos 7:21-23) Sin embargo, luego de la muerte y resurrección de Jesús, y al aceptarlo en nuestra vida; somos limpiados, restaurados y purificados. Como expresa 1 Corintios 6:1 Y esto erais algunos de vosotros; pero fuisteis lavados, pero fuisteis santificados, pero fuisteis justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.Solamente por medio de Él podemos tener un corazón puro.


Luego de que nuestro corazón ha sido limpiado, la forma en que nos comportamos con los demás debe de ser pura también, es decir, debemos de actuar de una forma transparente reflejando en todo momento a Jesús. Que nuestras actitudes no sean diferentes porque nos encontramos con ciertas personas o en cierto lugar (Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.”Mateo 5:37), que la esencia de Jesús se haga notar en todo momento. (Mateo 5:15)


Esto nos lleva al punto de nuestra pureza sexual y cómo se relaciona con lo que vimos anteriormente. Muchas veces pensamos que esto solamente se refiere al hecho de ser vírgenes o no, y si, esto es de los puntos más importantes; sin embargo, es mucho más profundo que eso, va desde los pensamientos que tenemos (que son reflejados por la condición de nuestro corazón como vimos antes) pasando por el hecho de ver pornografía o como actuamos con las personas del sexo opuesto (nuestro comportamiento, etc). Cada una de estas cosas reflejan nuestra pureza.


Ahora bien, muchas veces en la sociedad actual se dice que la virginidad no tiene importancia, pero como vimos en la entrada anterior, si no es así entonces ¿Por qué se le da tanta importancia a que la “primera vez” sea con alguien especial? O ¿Por qué se dice la frase “Todos quieren casarse con una chica virgen, pero ninguno quiere ser novio de ella”? Esto refleja que en efecto SI tiene importancia. Y para los cristianos es más importante aún, puesto que es un mandato de Dios: “Porque esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación; {es decir,} que os abstengáis de inmoralidad sexual;” 1 Tesalonicenses 4:3.


Imaginemos esto, tenemos dos hojas blancas. Y las unimos con pegamento por 15 minutos, ¿qué pasará si intentamos separarlas? Se romperán o arrugarán ¿verdad? Y si después de eso las seguimos pegando y pegando con más hojas, quedarán prácticamente destruídas. Esa hoja blanca representa nuestra sexualidad, si tenemos relaciones sexuales con más y más personas antes del matrimonio,cuando llegue el momento de casarnos, nuestra sexualidad estará prácticamente destruída.


Otro ejemplo es: si sobre esa hoja dibujamos imágenes sexuales y luego las borramos, las volvemos a dibujar y las volvemos a borrar y así sucesivamente; tarde o temprano la hoja se romperá. Lo mismo pasa con nosotros y la pornografía, termina arruinando nuestra sexualidad. Distorsionando el diseño que Dios tiene, con respecto a la sexualidad, para el matrimonio.


Pero tranquilo/a si ya has hecho alguna de estas cosas (sexo antes del matrimonio, ver pornografia, pensamientos morbosos, etc) aún hay esperanza; como vimos antes, Jesús es el único que puede limpiarnos, y él está más que dispuesto a hacerlo: Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1 Juan 1:9) Si te has mantenido en pureza, te animamos a que sigas así. Recuerda que la palabra de Dios dice: “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.” (1 Corintios 10:12) Porque recuerda, las tentaciones están a la vuelta de la esquina, pero como dice el Salmo 139 versículos 23 y 24: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.” Que esa sea tu oración para poder mantenerte en pureza.


En conclusión, sabemos que la pureza es más que evitar el acto sexual fuera del diseño original de Dios , es mantener un estilo de vida que agrade a Dios. Pero para poder vivir una vida de pureza, primero debemos de tener un corazón puro, como dice Mateo 5:8“Bienaventurados los de limpio corazón porque ellos verán a Dios” Entonces por esta misma razón en el Salmo 24 se nos explica que nadie puede estar delante de la presencia de Dios si no tiene un corazón puro (Salmo 24 :3-6). Sin embargo como todos de alguna manera somos impuros (Romanos 3:23) Jesús está dispuesto a limpiarnos y a restaurarnos para ser completamente puros y así poder honrarle con cada una de las áreas de nuestra vida.


Lo que nos queda por hacer luego de conocer estas verdades, es buscar activamente la pureza/santidad. Ya que sin ella nadie nunca podrá ver a Dios (Hebreos 12:14). Si tu deseo es ver al Señor y vivir en santidad, pero sabes que tu corazón no es puro, puedes hacer tuya la oración del Salmo 51: “Crea en mí oh Dios, un corazón puro…” te invitamos a que lo leas todo y ores sus palabras al Señor.


Si tienes alguna duda o pregunta al respecto no dudes en contactarnos :)


-Emy

136 views0 comments

Recent Posts

See All

S.O.S