• ONE┃99

¿Mi cuerpo, Mis reglas?

¡Bienvenidos a la primer entrada del blog, en el nuevo sitio web!


Durante esta y las próximas entradas estaremos tocando un tema muy controversial: El Aborto. Como ONE99 sabemos que cada persona tiene un diferente punto de vista, es por eso que nosotros queremos volver a las bases Bíblicas para tener herramientas y argumentos sólidos que fundamenten nuestra opinión. Además te brindaremos algunos argumentos con bases científicas y te ayudaremos a razonar esta ideología para que así puedas sacar tus propias conclusiones bien informadas.

Seguramente más de alguna vez has escuchado la frase “Mi cuerpo, mis reglas”. Este argumento es utilizado por miles de mujeres para creer en el aborto como algo correcto.

Sin embargo ¿hasta qué punto este argumento es válido? ¿cuales son las consecuencias que esto puede tener en nosotros mismos y en las personas que nos rodean? ¿Podemos usar este argumento para aceptar el aborto como regla a nuestro cuerpo?


.Así que sin esperar más, empecemos :)


1.“La madre tiene el derecho de decidir sobre la vida del bebé, porque este es parte de su cuerpo”


Empecemos viendo la definición de cuerpo. Según el diccionario de la RAE un cuerpo es: “Conjunto de los sistemas orgánicos que constituyen un ser vivo”. Entonces en síntesis un cuerpo, específicamente humano, es todo aquel que su grupo de células, órganos y sistemas forman las partes de un ser humano, es decir, piernas, corazón, cerebro, páncreas,etc.


Entonces, ¿dónde está tu corazón? seguramente en el lado izquierdo de tu tórax ,verdad. Y si hubiera un bebé en tu vientre, ¿dónde estaría su corazón ? También en el lado izquierdo de su propio tórax, claramente tu corazón y su corazón no son el mismo. Hagamos el mismo ejercicio con las piernas, yo tengo mis propias piernas, tu no puedes tener mis piernas ni yo las tuyas, porque cada uno tiene su cuerpo con sus propias piernas. Ahora ¿son las piernas del bebé tus piernas? ¿son las piernas del bebé, las mismas que las de su mamá? definitivamente no, porque el cuerpo del bebé es distinto al de la mamá. Al pensar en cosas tan simples como estas fácilmente podemos darnos cuenta que el cuerpo de la madre aunque esta conectado al cuerpo del bebé, definitivamente no son el mismo. Por lo tanto si defendemos que una madre debe de tener el derecho sobre su cuerpo, por qué razón un bebé no puede tener el mismo derecho.


La Biblia nos da varios ejemplos sobre cómo Dios escogió a personas desde que estaban en el vientre de su madre, Jeremías 1:5 “Antes que yo te formara en el seno materno, te conocí, y antes que nacieras, te consagré, te puse por profeta a las naciones”.


Entonces tenemos el derecho de decidir las cosas con respecto a nuestro cuerpo, como por ejemplo decidir con quién nos vamos a casar, o cuando vamos a tener relaciones sexuales (puedes leer respecto a este tema en entradas anteriores) sin embargo en definitiva, no entra absolutamente en nuestros derechos el jugar a ser Dios y decidir quién vive y quién no, cuando el cuerpo de otro ser se está formando dentro de nosotros y por lo tanto tiene sus propios derechos. Y sólo Dios, quien forma, conoce y consagra a un bebé dentro del vientre, puede decidir sobre su vida y su propósito.


2. ¿...Mis reglas?


Todos tenemos reglas, pueden ser tan sencillas como tener una hora límite para regresar a nuestras casas o más complejas como saber hasta qué punto puedes estar con tu pareja. Cada uno tenemos nuestras propias reglas, estas hacen que nos comportemos de cierta forma en determinado momento. Las reglas nos dan una estructura, nos ayudan a poner límites y a defender aquello que delimitamos. Ya sea nosotros mismos, nuestras relaciones, nuestros ideales,etc.


Para que las reglas sean consideradas como tales, deben de cumplir con estas condiciones por igual. Y para ser ejercidas en libertad, que no se lleva a cabo sin responsabilidad (si no sería libertinaje) deben responder afirmativamente a las siguientes tres preguntas:


  • ¿Quiero?

  • ¿Puedo?

  • ¿Debo?


Las primeras dos preguntas competen al área individual (yo) y la última siempre responde tomando en cuenta a la otra persona o grupo de personas. De modo que si la ultima pregunta es negativa, es decir, si de cierto modo se violan o irrespetan los derechos de la otra persona. Aunque las primeras dos preguntas sean responidas de forma positiva, la regla NO sera valida.


Por lo tanto en la frase “mi cuerpo,mis reglas” estaríamos diciendo que respecto a nuestro cuerpo, tenemos una estructura, límites y la libre decisión sobre lo que va a amenazar o defender nuestro cuerpo. Sin embargo dentro de esas reglas el aborto en vez de respetarlas las viola. ¿Por qué? Veamos solo una condición: “Que defienda nuestro cuerpo”. En primer lugar el aborto es una práctica intrusiva que interrumpe abruptamente el proceso de embarazo, y por lo tanto causa daños no solo físicos sino que también psicológicos a la mujer que lo realiza.


Dentro de los físicos podemos mencionar:


  • Las complicaciones inmediatas son desgarros cervicales, perforación uterina, sangrado y persistencia de restos del embrión dentro del útero.

  • Las complicaciones tardías son las adherencias o sinequias uterinas, las cicatrices e incompetencia cervical, que producen parto prematuro y riesgo de pérdida aumentada del siguiente hijo.*

Dentro de los psicológicos:


  • Malestar psicológico hasta cinco años después de la interrupción,

  • Evitación, pesar, angustia y ansiedad.

  • Síntomas de estrés postraumático y Síndrome post-aborto.**


También sabemos que el aborto no toma en cuenta la cuestión del “¿Debo?”, ya que el bebé es un cuerpo diferente al mío; terminar con su vida irrespeta y viola sus propias reglas y su dignidad (intrínseca a cualquier ser humano).


Con estos pequeños ejemplos podemos concluir que el aborto, no cumple las condiciones para ser una regla y menos aún respeta nuestro cuerpo.


En las siguientes entrada tocaremos otros puntos al respecto. Esperamos sea de ayuda y bendición para tu vida.


-ONE99


*Sánchez Durán en un estudio revisión español publicado en la revista JANO en el 2000 (número 1349) resume las principales complicaciones de las que hay que informar a las mujeres en la interrupción voluntaria del embarazo de primer trimestre.

**Estudio reciente de A.N. Broen y col., de la Universidad de Oslo, en Noruega (BMC Med. 2005 Dec 12;3(1):18).Resultados de Jesse R. Cougle y colaboradores, publicado en Journal of Anxiety Disorders 2005, 19:137-142.Estudio de University of North Carolina, EEUU (Obstet Gynecol Surv. 2003, 58:67-79).

74 views0 comments

Recent Posts

See All

S.O.S