• ONE┃99

Filtros para mi vida

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable,todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad - Filipenses 4:8 RVR1960


Hay tanto contenido disponible actualmente a la distancia de un solo click, a tan solo un swipe up. Netflix,YouTube, Instagram, Tik Tok, Facebook. Todas estas son ventanas de fácil acceso a mucho contenido. Apesar de esto es importante mantenernos alertas y estar conscientes que somos fácilmente influenciables.Estoy seguro que has escuchado el dicho que dice: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. En estaentrada nos vamos a enfocar en cómo el contenido que consumimos glorifica o no a Dios y cómo estodetermina qué tanto estamos dispuestos a dejar con tal de vivir una vida íntegra de pureza espiritual. Empecemos con todo pues.


Puede que no sea la primera vez que lees este versículo: Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica - 1 Corintios 10:23 RVR1960 El contexto de este versículo puede darnos una guía para cómo relacionar esto con el contenido actual al que estamos expuestos y cómo aplicar este conocimiento a nuestras vidas.


El capítulo 10 de 1 Corintios habla sobre las Amonestaciones contra la idolatría. Acá Pablo empieza a contarcómo el pueblo de Israel se fue descarrilando en su paso por el desierto y cómo esto no agradó a Dios. Elautor nos menciona en el versículo 6 que todo esto sucedió para que quedara como ejemplo para que quienes vinieran después no cayeran en el mismo error. Cuando vemos a gente fallando en la Biblia es muy sencillo pensar en que nosotros jamás haríamos algo similar. Sin embargo casi siempre hemos caído en el mismo

pecado.


Pablo insiste en el versículo 21 de este mismo capítulo que “Ustedes no pueden beber la copa del Señor y la copa de los demonios; no pueden participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios”. Esto es muy fuerte, pero aplica perfectamente a lo que hoy estamos hablando acá. Hay tanto contenido que no glorifica a Dios y si nosotros lo consumimos, si nosotros lo aceptamos y si nosotros lo disfrutamos, realmente estamos

participando de aquello que aborrece nuestro Padre. Estamos sentándonos cómodamente mientras llenamos

nuestra mente con imágenes que no nos convienen, con letras de canciones que nada bueno dejan.

¿Realmente nos incomoda esto? Debería.


Si hoy no filtramos el contenido que consumimos, cuando tengamos nuestro hogar tampoco vamos poder poner límites a nuestros hijos. ¿Cómo vamos a tener la autoridad para apagar la televisión si nosotros mismos no podemos controlarnos? Por muy buena que esté la serie, si aparece algo que sé que no está correcto, hasta ahí llegó mi experiencia con esta. Mi pureza no depende únicamente de si cometo o no adulterio, si me

masturbo o no me masturbo. Mi pureza está determinada hasta en lo que pienso, en lo que leo, en lo queescucho. Yo no quiero contaminar mi mente con basura. ¿Es esto difícil?


Cuando pasamos intimidad con Dios buscamos cómo agradarlo, buscamos lo que a Él le glorifica, lo que nos une más aún a su corazón. Anhelamos tener conversaciones profundas y sinceras. Día a día conocemos mejor Sus gustos y amamos permanecer en esa perfecta armonía, en esa hermosa intimidad. Entre más pasamos con Él, menos queremos pecar. Por consiguiente, entre más de Su palabra aprendemos, menos de

lo que el mundo nos ofrece queremos. Es así de sencillo.


Pongamos límites radicales, porque sabemos a quién queremos agradar. Nuestra relación con Dios es un regalo que Jesús nos regaló al morir por nosotros en la cruz. Esta cercanía que hoy gozamos con nuestro Padre, era algo impensable en tiempos del Antiguo Testamento. Él está cerca de nosotros, disfrutemos de Su compañía. Siempre que estés por ver una serie, una película, escuchar una canción ponte a pensar: ¿Podría compartirlo con mi familia? ¿Podría mostrárselo a mis papás? ¿Podría sentarme a ver estas escenas con mi hermano menor? ¿Qué pensaría Dios de que yo esté llenando mi mente con estas imágenes?


Todo esto puede servirnos para determinar a lo que vamos a acceder que edifique nuestras vidas. Probablemente te estés poniendo a pensar que entonces vas a tener que cancelar algunas suscripciones, vas a tener que dejar de ver esa interesante serie de la que todos hablan o dejar de escuchar la música del artista que todos alaban, pero que nada bueno te deja. Sí, esto es una decisión tajante. No hay tal cosa como voy a

medio seguir a Cristo, voy a medio a tratar de agradarlo.


Simplemente di: “Sí, lo haré” o “No, no lo haré”. Cualquier otra cosa proviene del maligno - Mateo 5:37 NTV


¿Deseamos vivir en permanente comunión con Dios? Vivamos llenándonos de Él, de lo que Él aprueba, de lo que Él nos manda. ¿Qué nos dice Su palabra al respecto?

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad - Filipenses 4:8 RVR1960

Debemos plantarnos firmemente ante lo que deseamos proteger y esto puede ayudarnos en gran manera a vivir una vida que glorifique a Dios en todo tiempo. Si la serie que me encanta tiene escenas sexuales la dejaré de ver. Si las canciones que escucho hablan sobre dañarme a mí o a otros, sobre degradar a los demás voy a eliminarla de mis playlists. Si el libro que me recomendaron contiene párrafos descriptivos que hacen que mi mente divague en cosas que no me corresponde pensar literalmente puedo deshacerme de él.

Esto no es una decisión cualquiera. Vivir conforme a lo que Dios manda va contra la cultura y siempre será así. No te sientas mal, no estás solo en esta lucha.


Lo único que puedo decirte es que vale mucho la pena ser íntegro delante de Él incluso en estos aspectos.Nada que hagas para Agradarlo será en vano, eso te lo puedo asegurar. Es hora de ponernos límites que vayan de acuerdo a lo que glorifica a Dios. No estás solo y lo que estás a punto de decidir será de gran bendición para tu vida y para quienes vengan después de ti. Nada vale nuestra intimidad con Dios. Espero que Dios te hable y muestre todo aquello que debes cortar de tu vida.


Un fuerte abrazo, Fabri.

66 views0 comments

Recent Posts

See All

ISRA