• ONE┃99

Feminidad/Feminismo

Updated: Oct 5, 2020

Por muchos años han sido siempre los chicos quienes buscan acercarse a las chicas, quienes las invitan a salir, quienes buscan como regalarles cosas para hacerlas sonreír, quienes pagan en las citas, quienes piden la mano en matrimonio de ellas, quienes las “rescatan” aunque sea de una araña, quienes se enfrentan a un mundo desafiante, difícil, retador haciéndoles más duro el trabajo para llevar el sustento a casa, etc. Pero, ahora, con el feminismo la jugada ha cambiado. Desde hace varias décadas ya, comenzó un cambio radical en las chicas. Ellas eran las que tomarían la iniciativa y el hombre debería responder. Así en muchas otras áreas que le correspondían “únicamente” a los varones, las tomarían ahora las chicas. Y todo ha ido de maravilla!!...o no?


Si tan sólo observamos un momento cómo está el tema en la sociedad de la relación entre chicos y chicas, nos daremos cuenta de que en realidad parece un desastre!!! Los chicos (me disculparan los que no son así) son unos peleles, buenos para nada!! No saben defender la relación que le ha costado tanto a la chica, y ni siquiera pueden ni quieren, llevar el alimento a la casa, no se hacen cargo de los hijos (si hay)… Las mujeres se han cansado y ahora han etiquetado a estos hombres como “onvres”, ya que ni siquiera son dignos de llevar su nombre de varones… ¿qué sucedió?


¡Perdimos de vista nuestra esencia! Ahora se busca que el feminismo defina la feminidad.

Pero el Señor quiere que regresemos al inicio...ya ni siquiera sabemos qué es ser mujer… Y hasta la sociedad dice que los hombres pueden “ser” mujeres. Si queremos saber qué significa ser mujer debemos buscar en nuestra esencia y para ello, deberemos buscar en Dios, quien nos creó mujeres (a quienes somos chicas jiji).


Ven conmigo, veremos, a largos rasgos lo que significa ser mujer, pero te prometo que estos “largos rasgos” serán fuertes también.


Primero, mantén Génesis 2 abierto. Este es el libro de los comienzos, y también te recomiendo que vuelvas a darte una visita por la entrada del blog de la serie “Qué dice la Biblia?” que escribimos respecto a este tema.


Entonces, en Gn 1:27 se nos aclara que la mujer, tanto como el hombre fue creada a imagen y semejanza de Dios. Dios se preocupó por explicar este detalle antes de entrar a profundizar en la formación de la mujer, porque la primera mujer fue creada de manera diferente que el hombre, y te prometo que no faltaría la persona que saliera diciendo que por eso, las mujeres no somos creadas a imagen de El. Entonces, ya en Génesis 2 tenemos la historia algo así:

  1. Dios pone a Adán a dormir y de su costilla toma un pedazo para crear a la mujer. Así que entonces, venimos del hombre. La mujer sería humana, como él, pero en la formación es distinta. (En la siguiente entrada del tema veremos que dice Dios sobre la formación del hombre). Además, cuando Dios habla de la creación de la mujer, emplea el verbo “baná” que hace referencia al trabajo de un maestro en su escultura. Somos creadas esculturalmente por Dios, encantadoras, atractivas, delicadas, y talladas por Sus propias manos.

  2. Gn. 2:18 indica que fuimos creadas “para” el hombre. Esto puede ser que nos haga pensar que la Biblia dice que Dios nos creó para el uso del hombre, no te preocupes, la verdad, este concepto erróneo viene a raíz de nuestra mente en pecado. Este “para” en hebreo se define como “A causa de”, es decir, ¡la existencia del hombre guió hacia nuestra existencia, causó nuestra existencia!! ¿No te alegra? Todo el tiempo que el hombre andaba por ahí el Señor Dios decía “No es bueno que esté sólo”. Dios, tenía la intención de crear a la mujer, con un concepto relacional, a raíz de haber creado un hombre.

  3. En Gn. 2:18 también se nos dice cuál es el propósito de la creación de la mujer. Fue para ser ayuda idónea. La verdad esto no tiene nada que ver con asistentes y héroes (Escuela de Súper Héroes), sino de entender cuál es la raíz de la palabra que usa Dios aquí. Ayuda es “Ezer”, y al Señor mismo se le llama de esta manera (Salmo 33:20 por ejemplo). ¿No es importante quien da ayuda a alguien que la necesita? Quien necesita ayuda, no puede sólo. Ahora...Idónea… ¿qué es eso?, la palabra se refiere a “semejante, pero opuesto a”. Somos el complemento del hombre, nosotras lo podemos llevar a conseguir un mayor propósito, enorme, más grande que cualquiera que cada uno individualmente, podríamos alcanzar. Este propósito es la gloria de Dios. (Isaías 43:6-7).

  4. ¿Quién habló primero? Jji esta es de mis partes favoritas… El hombre, al ver a la mujer, estalló de emoción y…¿sabías que le declaró un poema hebreo?. Esa frase de “hueso de mis huesos”, y lo demás… era un poema de asombro, de maravilla, de deleite. La nombró. “Isha, Eva”. Al nombrarla ha indicado que él es quien tiene la responsabilidad de iniciar, proveer, proteger y dirigir. La mujer responde. Este patrón demuestra el propósito para el cual habían sido creados.

  5. ¿Isha? ¡Sí! ¡¡Éste es nuestro nombre mujeres!!! El del hombre es Ish. Esta raíz significa fuerza, mientras Isha significa suave. El chico fue creado para iniciar con gozo, activo y para dar fuerza. La mujer para contestar con gozo y de forma activa, y recibir esa fuerza.

Esta es la palabra Isha en hebreo

Chicas, esto que les he compartido contiene la esencia de nuestra feminidad. Nosotras respondemos a la iniciativa del hombre, lo dejamos guiar. No buscamos iniciar, no nos abrimos paso a codazos, no vociferamos alrededor, no somos salvajes. Parte del significado de Isha, viene de la delicadeza, dulzura, bondad, paciencia, serenidad, amabilidad, docilidad…

¿No se dan cuenta chavos y chavas, que el feminismo le tiene terror a estas palabras? El feminismo le tiene miedo a la feminidad. Es por eso que ha buscado destruirlo. Odia que las mujeres sean mujeres en esencia. Al pensar en ser delicadas, pacientes, serenas, “DÓCILES”, sólo les nace, a los feministas, decirles a las mujeres que serán ¡un saco de boxeo listo para que lo agarren a golpes! Pero no es así… ¿yo te pregunto, no requiere mayor fuerza el estar escuchando a alguien comportándose como “falto de entendimiento”, y responder con paciencia, amabilidad, y dulzura, en lugar de sólo “sacarle la…”?


Dios nos pide, chicas, (ya estará la entrada de los varones luego), que no seamos como los impíos (Isaías 57:20) sino, serenas. Ser serenas nos llenará de confianza en el Señor (Isaías 30:15). Y la tranquilidad que viene con ser así, es el resultado de la justicia. No significa que no seamos extrovertidas y divertidas, claro que podemos ser así y al mismo tiempo podemos tener un espíritu sereno y tranquilo.


También, nos pide ser amables, y esto no es ser débiles. ¡No tienen idea de la fuerza que conlleva el responder amablemente a alguien que nos está provocando!!! Y si tienen idea saben que no miento. Requiere más fuerza esto que sólo seguir nuestros impulsos. Esto es lo contrario a ser exigente con tus derechos, a ser mal educada / mal hablada, prepotente, etc. El Señor nos trata con toda paciencia y amabilidad, y por ser hijas Suyas, nos pide que nos comportemos igual. (Mateo 5:5) (Filipenses 4:5).


Y finalmente, hablemos de la docilidad. Una chica serena, amable también es manejable, lo contrario a “indomable, salvaje, ingobernable”. Esta es una cualidad de respeto hacia los varones, y a los demás. Nos permite honrar las autoridades en nuestra vida. Nos ayuda a no ser rebeldes. (Recordemos que para el Señor, nuestro Dios, la rebeldía es tan grave como el pecado de la adivinación, y la necedad, como la idolatría. 1 Samuel 15:23). Esta es la actitud que tuvo María cuando se le dijo que estaría embarazada de Jesús. Aún en medio de que sabía que su vida correría riesgo, que los ojos de muchos la criticarían, que todos dudarían de su virginidad/pureza, dijo “He aquí, soy sierva del Señor, hágase conforme a Su voluntad”...d o c i l i d a d.


Chicas, en un mundo donde se nos grita dejar nuestra feminidad de un lado, ser atrevidas, sensuales, sexuales, provocativas, retadoras, bulliciosas, manipuladoras, orgullosas, autosuficientes, rebeldes, indomables y en cuanto a las relaciones, dirigirlas nosotras: Paremos y démosle un vistazo a lo que dice la palabra del Señor. Dejen a los chicos guiar, dejenlos ser varones. Si no quieren algo con algún chico solo diganlo, no jueguen.


Por cierto, quiero agregar antes de terminar, la valentía y la fuerza no son sólo para chicos, nosotras por supuesto que podemos ser fuertes y valientes y así se nos pide que seamos en la palabra del Señor. Pero ojo, nosotras fuimos creadas en esencia suaves con una fuerza interna, y los hombres fueron creados fuertes, con una suavidad interna. Sean tan fuertes como quieran, tan valientes como se necesite, femeninamente. Es decir, cuiden que en su espíritu se mantenga la suavidad, la dulzura, la docilidad, la amabilidad, la bondad, la serenidad etc.


Con todo mi cariño,

De una chica que fue “tomboy” y tenía un concepto erróneo de la feminidad (flores, vestidos, rosadito, etc.) y prefirió por mucho tiempo aceptar el feminismo, que ahora ama ser más femenina por que ha conocido a profundidad la belleza de la feminidad correcta a los ojos del Creador.

Meli. *PD: Ser mansas, dóciles, amables, serenas, suaves etc, nunca tiene por visión que al ser así, el hombre se aproveche de nosotras, nos golpee, o nos haga algo malo. Si estás o sabes de alguien que está atravesando semejantes experiencias, se debe buscar ayuda externa y salir de esa situación lo antes posible. Esto es, también en conjunto, lo que se nos pide cuando también al varón se le pide que ejerza la masculinidad correcta, no el machismo.



139 views0 comments

Recent Posts

See All