¿Cuál es tú código?

Updated: Sep 25, 2020

Recordando de lo que se habló en el post anterior era “Permanece” y en este post hablaré sobre en qué permaneces. Si permaneces como hijo de Dios o si permaneces como hijo del diablo. Antes de que empiece, quiero que te preguntes esto a lo largo del post. ¿Eres un hijo de Dios?


En 1 Juan 3: 1-12 hay un gran contraste entre ser hijo de Dios y ser hijo del diablo. Para ser más específico, en 1 Juan 3: 3 dice “Y todo el que tiene esta esperanza puesta en Él, se purifica, así como El es puro”. A lo largo de mi vida he tenido amigos, conocidos, familiares que dicen y usan como excusa esta frase “Bueno, no soy perfecto.” Y no les voy a mentir, yo también usaba esa frase. Pero como hace dos años, estaba con un amigo estudiando la Biblia y me dijo que sí realmente eres un hijo de Dios tienes que buscar ser como Él es (perfecto y puro). Y mi primer argumento que iba a usar era esa típica frase, “pero… no soy perfecto!”. Y aunque esa frase es muy cierta, nadie, absolutamente nadie en esta vida es perfecto/a (solamente Dios, su Hijo, y su Espíritu), si realmente eres un hijo de Dios o estás buscando serlo, por favor; No uses esa excusa para “validar” tus errores y/o pecados, sino que te invito a que uses esa frase para recordarte que no eres perfecto pero tienes a un Padre que si lo es y quiere que te parezcas más y más a Él.


Continuando con este pasaje vemos ciertas características sobre un hijo de Dios y un hijo del diablo. Estas son las características sobre un hijo de Dios: tener esperanza en Cristo, permanecer en Cristo, y practicar la justicia. Y estas son las características sobre un hijo del diablo: practica el pecado constantemente sin arrepentimiento, no practica la justicia, no ama a su hermano. Por ejemplo,hoy en en día llegamos a ver la diferencia entre personas que realmente son hijos de Dios y claramente vemos a personas que actúan como hijos del diablo. Yo no soy nadie para juzgar si una persona es hija de Dios o hija del diablo, pero ¡la Escritura ya lo ha hecho! Hay señales claras de un hijo de Dios como el amar, obedecer, permanecer y conocer a Dios que en lo externo de un individuo que se llegan a notar o ver la diferencia. Apuesto que cuando mencioné la diferencia entre hijos de Dios e hijos del diablo, vinieron más nombres a la mente que actúan como hijos del diablo. En mi caso, en lo particular, me vinieron más nombres de personas que actúan como hijos del diablo que nombres que actúan como hijos de Dios verdaderos. Realmente me pone muy triste eso, a pesar que en mi caso mi alrededor sea un ambiente “cristiano.” Pero, la verdad es clara y fácil de observar.


Reflexiona con las siguientes preguntas, ¿tú en qué permaneces? ¿Permaneces mintiéndote y tratando de convencerte a ti mismo que eres un “cristiano” mientras actúas como un hijo del diablo, o eres genuinamente un hijo/a de Dios quien lo busca constantemente de corazón? Aunque yo soy un pecador, y lo seguiré siendo yo trato de parecerme más a Su Hijo todos los días de mi vida. ¿Es fácil? ¡Por supuesto que no! Pero, ¿vale la pena?

Estos son algunos consejos que me han ayudado a mi en mi vida. Habla con alguien de confianza por lo que estás pasando, busca a gente que te hagan crecer como cristiano y júntate con ellos. Y ora, ora para que Dios te conceda estas personas que serán de ayuda mutua.


Ánimo! Que Dios te bendiga :)


-Christian

10 views0 comments

Recent Posts

See All